La infancia es una de las etapas más importantes de la vida, donde comienzan a desarrollarse los aspectos cognitivos, emocionales, psicomotores… El niño comienza a entrar en contacto con los que le rodean.

Pese a la supuesta carencia de preocupaciones que muestran los niños, es una de las etapas de más vulnerabilidad del desarrollo, en la que pueden darse muchos problemas o dificultades.

Las dificultades más habituales en la infancia que trabajamos en el gabinete son:

  • Dificultades de aprendizaje
  • Déficit de Atención
  • Dificultades para relacionarse en el ámbito escolar, familiar, entre iguales
  • Problemas de conducta
  • Ansiedad
  • Estrés
  • Miedos
  • Malestar emocional
  • Enuresis, Encopresis
  • Problemas adaptativos (divorcio, pérdida, cambios escolares…)