En DelZu trabajamos principalmente con el modelo cognitivo-conductual, en el que se trabaja con la persona desde sus pensamientos, emociones y conductas. Estos tres aspectos están estrechamente relacionados, por lo que si se modifica uno de ellos se verán afectados los otros dos.

Comprendemos la naturaleza del problema, evitamos etiquetas y facilitamos estrategias de intervención, prevención y resolución de problemas con la finalidad de mejorar el bienestar general de la persona.

Todo ello realizando una evaluación efectiva, un diagnóstico individualizado y una intervención integral centrada en la persona.