ninos-leyendo-libros-y-trabajando-en-la-computadora_1308-16899

MOTIVACIÓN PARA ESTUDIAR

Hola a todos,

Muchos de vosotros o de vuestros hijos están ahora en periodo de exámenes, por ello, a continuación, os vamos a dar una serie de consejos para motivaros en esta etapa.

Aunque desde muy pequeñitos nos enseñan que hay que sacar buenas notas, estudiar no es una

tarea fácil. Son muchos los elementos que parecen estar en nuestra contra, como lo mal que nos cae

un profesor, lo largo de los temarios, el poco tiempo del que solemos disponer, lo complicado de

determinadas asignaturas, el ruido que hay en nuestra casa….Todas estas dificultades se pueden superar si tenemos motivación.

 

¿Cómo puedo motivarme con mis estudios?

  1. ORGANIZACIÓN: planes y horarios
  2. Situación temporal (esfuerzo de un tiempo corto y determinado)
  3. Estudiar y aprovechar bien el tiempo
  4. Contra la distracción: RAPIDEZ. Ponte un reloj y oblígate a un reto cada 15 minutos
  5. Automotivación
  6. Planificar los descansos y disfrutar más en mi tiempo libre, con mis amigos, la tele, Internet si previamente he cumplido mis objetivos
  7. Tu lema: no te rindas nunca
  8. Cada vez que consigo un pequeño triunfo, reforzarte y premiarte por el esfuerzo.

 

Esperamos que os sirva de ayuda y mucha suerte en los exámenes.

 

Un saludo

Nagore y Amaia

1_URfdNdDulzvEOWJG6CTmDg

¿SOMOS CAPACES DE SOBREPONERNOS A SITUACIONES QUE NOS SOBREPASAN EMOCIONALMENTE?

Hola a todos,

Para este mes de abril, y antes de que comencéis unos días de descanso, nos gustaría hablaros de un concepto que seguramente os suene pero tal vez no todos lo habéis experimentado.

Hablamos de la RESILIENCIA. Si nos centramos en la definición sería:

“La capacidad de enfrentarnos a situaciones emocionalmente duras o difíciles y ser capaces de reconstruirnos después, saliendo fortalecidos de la experiencia”

Se trata de sacar un aprendizaje de las situaciones que se nos presentan en la vida, ya que muchas de las cosas que nos suceden no son opcionales pero sí la forma que tenemos de enfrentarnos a ellas.

También es cierto que la resiliencia es una cualidad que se aprender, por lo que llevará práctica y mucha consciencia para poder sobreponernos antes situaciones altamente estresantes. Se trata de ir desarrollando diferentes habilidades para enfrentarnos a los retos de la vida.

Como creemos firmemente en las capacidades de las personas, os dejamos unas recomendaciones para comenzar y poder llegar a aprender hasta de los momentos más duros, aunque muchas veces pensemos que eso no es posible:

  1. Ser conscientes de nuestras capacidades y limitaciones: autoconocimiento.
  2. Confiar en nosotros mismos: esto nos ayudará a saber cuándo podremos o cuando será necesario pedir ayuda. Debemos permitirnos parar y delegar.
  3. No internar controlar las situaciones: Hay una tendencia extendida que de podemos controlarlo todo, ya que eso aparentemente nos da más seguridad. Al final solo nos lleva a la frustración cuando nos damos cuenta de que no todo es controlable, aceptémoslo
  4. Ser flexibles a los cambios.
  5. Importancia del apoyo social: rodearnos de gente que nos ayude o simplemente nos acompañe en el proceso.

 

“Entre las dificultades se encuentran las oportunidades”

 

Esperemos que sea de vuestro interés

Nagore y Amaia

 

2908db097e4a1df85d2e1134f519f8fd

CREE EN TI

No te lo vas a creer pero un día cabías en la palma de mi mano.

Te levantaba y le decía a tu madre “Este chico va a ser el mejor del mundo, este chico va a ser mejor de lo que nadie se imagina”
Y fuiste creciendo cada vez más estupendo era fantástico poder observarte, un privilegio, y cuando te llegó el momento de hacerte un hombre y enfrentarte al mundo, lo hiciste.

Pero en algún punto del trayecto cambiaste, dejaste de ser tú. Permitiste que te señalaran y que te dijeran que no sirves, y cuando empeoró todo buscaste a quien echarle la culpa, a una sombra alargada.

Voy a decirte algo que tú ya sabes, el mundo no es todo alegría y color. Es un lugar terrible y por muy duro que seas es capaz de arrodillarte a golpes y tenerte sometido permanentemente si no se lo impides. Ni tu ni yo ni nadie golpea más fuerte que la vida pero no importa lo fuerte que golpeas si no lo fuerte que pueden golpearte.

Y lo aguantas mientras avanzas, hay que soportar sin dejar de avanzar, así es como se gana. Si tú sabes lo que vales ve y consigue lo que mereces. Pero tendrás que soportar los golpes y no puedes estar diciendo que no estas donde querías estar por culpa de él o ella o de nadie.

Eso lo hacen los cobardes y tú no eres un cobarde, tu eres capaz de todo. Yo te querré en cualquier situación, pase lo que pase, eres mi hijo y llevas mi sangre, tu eres lo mejor de mi vida. Pero hasta que no empieces a creer en ti mismo no tendrás tu vida propia.

 

Este es el discurso que Rocky le da a su hijo, en una de las películas. Es perfecto y define a la perfección lo que hacemos la mayoría de nosotros la mayor parte del tiempo.

Creemos que no somos capaces y damos la razón a los demás cuando nos hacen sentir pequeños. Renunciamos a nuestros sueños más profundos y vamos deambulando por la vida como pobres víctimas de las circunstancias y de los demás. Echándole la culpa a cualquiera y sin asumir nuestra propia responsabilidad. Sin admitir nuestro potencial y nuestras capacidades.

Y nos quejamos. A veces nos quedamos en silencio, con la cabeza baja y los hombros encogidos mientras nos decimos que es lo que hay y que no podemos aspirar a nada más. Otras veces sentimos que merecemos mucho más y nos quejamos indignados, mostrando nuestra frustración y nuestro descontento, pero tampoco hacemos mucho más que esto. Los que se quejan y no hacen nada son las víctimas. Y las víctimas se quedan en eso, en sombras lúgubres y frustradas que buscan que los demás les den la razón y una palmadita en la espalda para que vuelvan de nuevo a lo mismo.

En vez de sumirnos en este triste escenario, lee de nuevo el discurso de Rocky. Si sabes lo que vales, ve y consigue lo que mereces, pero no te pares, no dejes de avanzar. Habrá dificultades y contratiempos, la vida no te lo va a poner todo fácil y placentero pero a pesar de los golpes que puedas recibir, sigue avanzando, no te pares nunca, no dejes de creer en ti y en ningún momento pierdas de vista tu objetivo.

 

Esperamos que os guste

Un saludo

Nagore y Amaia

 

dia-mundial-contra-el-cancer-2019-655x368

DÍA MUNDIAL DEL CÁNCER

Hola a todos,

Con motivo del día mundial contra el cáncer que se celebra el día 4 de febrero , nos gustaría  hablar en este post de la importancia del apoyo psicológico a lo largo de todo el proceso de la enfermedad (antes-durante-después).

 

Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el número de nuevos casos de cáncer diagnosticados en España en el 2019 alcanzará los 277.234, un 12% más que en 2015.

Nadie duda de que tanto el tratamiento médico como la prevención sean aspectos fundamentales para hacer frente al cáncer, pero, ¿qué pasa con el apoyo emocional?

 

Un diagnóstico de cáncer es una situación estresante, que en las personas provoca muchas dificultades: miedos, incertidumbre, romper con la rutina, visitas al médico, tratamientos con efectos secundarios, inseguridad… Además es una enfermedad que afecta a todo el entorno: hijos, pareja, padres…

 

Desde DelZu, y junto con otras entidades, vemos la necesidad de ofrecer a todos los pacientes y familiares una atención psicológica especializada para ayudar a hacer frente a esta enfermedad y facilitar su manejo en cada una de las fases.

Vemos necesario un enfoque interdisciplinar donde poder dar apoyo a todas las áreas afectadas en la persona: física-emocional-social y espiritual.

 

Un saludo

Nagore y Amaia

 

 

 

redes-sociales-ano-nuevo-2017-10-resoluciones-ano-nuevo-que-siempre-abandonamos-n259446-624x352-429131

PROPÓSITOS DEL AÑO NUEVO

Hola a todos y ¡FELIZ AÑO NUEVO!,

¿Cuántos de vosotros al iniciar el año os habéis propuesto bajar de peso, dejar de fumar, ir al gimnasio, aprender un idioma…?

El problema no es querer todas esas cosas buenas para ti; el problema es que para el próximo mes, toda la motivación de Enero se evapora, renuncias y vuelves a tus viejos hábitos de toda la vida.

A continuación os vamos a dar diferentes consejos para que este año logres cumplir tus propósitos del 2019.

  • PROPÓSITOS REALISTAS: Al inicio del año la motivación es muy alta pero conforme pasan los meses, esa motivación disminuye. Hay que ponerse objetivos pequeños y alcanzables para así poder ver los avances a corto plazo y que la motivación se mantenga y/o aumente.
  • POCOS PROPÓSITOS: Tener muchos propósitos que cumplir en tu día a día, te genera estrés innecesario, lo que contribuye a que fracases con todas las metas que te propusiste. Si tienes muchas prioridades, no tienes ninguna en realidad. Centra tu atención y tu energía en los objetivos prioritarios.
  • OBJETIVOS ESPECÍFICOS: Mientras más específica sea tu meta más posibilidad de ser constante y de obtener buenos resultados.
  • DEFINIR LA RAZÓN PARA LOGRAR TU OBJETIVO: Es necesario tener claro el por qué queremos cambiar o añadir algo en nuestras vidas para que eso también sea una motivación.
  • PERMÍTETE FALLAR: Cuando algo no vaya según lo planeado o cometamos un error, no desesperes. No te castigues por un error. Aprende de los errores y sigue adelante. Avanza.

Mucho ánimo y fuerza para todos.

Un saludo

Nagore y Amaia

 

 

 

slide-salud-mental (2)

DÍA MUNDIAL DE LA SALUD MENTAL

Hola  a todos,

 

Como muchos sabréis, el 10 de octubre es el Día Mundial de la Salud Mental, y por ello nos gustaría hacer una mención especial y dedicar este post a todas las personas que padecen cualquier malestar psíquico o a todas las personas que tienen algún familiar o amigo en esa situación.

 

Tanto los pacientes, familiares como las personas que estamos implicadas en la salud mental, seguimos cargando con una pesada mochila del estigma, la discriminación y la no aceptación de las personas que padecen una enfermedad mental.

 

Estos obstáculos dificultan la recuperación de estas personas y su inclusión en la sociedad. Nos olvidamos que todos somos seres humanos, y que millones de personas han sufrido en alguna etapa de su vida algún síntoma de un trastorno psíquico.

 

Por todo esto, el objetivo de todos debería ir encaminado a la aceptación de la enfermedad mental, ser consciente de que existe, empatizar y respetar este malestar.

 

No esconderlo facilitará que quien lo necesite pide ayuda de un profesional, ir a un psicólogo no es estar loco, es ser valiente y querer recuperar la calidad de vida que por alguna razón se ha podido perder.

 

Un saludo

Nagore y Amaia

b39751d23b0aef4495e3c166af9f74ab--cap-bohemian

¿POR QUÉ SOY CELOSO/A?

“Soy celoso/a porque te quiero”

“Si no tienes celos es porque no estás enamorado/a”

“No te preocupes, si tiene celos es porque te quiere”

“Los celos son una demostración de amor”

“Donde hay celos, hay amor…”

 Hola a todos,

¿Cuántas veces hemos escuchado estas frases a lo largo de nuestra vida?

Hoy queremos dejar claro que los celos NO son ninguna demostración de amor.

En realidad, los celos son una respuesta emocional al miedo a perder algo, algo que por otro lado, asumimos “que nos pertenece”, que es de nuestra propiedad.

Una idea sin duda altamente preocupante y negativa.

La presión que el celoso ejerce sobre la pareja puede tener “su recompensa”. Puede recibir información que aclarare las dudas sobre los sentimientos o fidelidad del otro.

Por tanto, alguien que tenga la autoestima baja tenderá a buscar con más asiduidad evidencias que le calmen, pues más fácilmente sentirá que no merece lo que tiene y que debe estar atento a cualquier amenaza de perderlo.

 

Causas de los celos en pareja

  1. El celoso/a siente que no quiere perder a alguien valioso.
  2. No quiere ser el tonto/a. No se quiere dar a alguien que finalmente no esté a la altura de las expectativas que ha generado.
  3. Personalidad controladora. Necesidad de saber cuándo, dónde, con quién está su pareja en todo momento para sentirse seguro/a y tranquilo/a.
  4. Baja autoestima. Una de las características de las personas celosas es la inseguridad y la desconfianza.

A continuación, os queremos dar una serie de pautas para ir poco a poco eliminando esos celos que lo único que consiguen es que una relación se rompa.

 

Para evitar los celos hay que dejar de comprobar:

  1. No buscar en el teléfono del otro mensajes, fotos…
  2. No comprobar la última conexión del whatsapp.
  3. No comprobar la factura de teléfono para saber los números a los que ha llamado.
  4. No hacer preguntas, buscando contradicciones, a los amigos o compañeros de trabajo de la pareja.
  5. No buscar que la pareja llame delante de él o ella a personas con las que se mensajea.
  6. No permitir un aislamiento de la pareja con respecto a su entorno social, amigos, familia.
  7. No buscar en su cartera, cajones…

 

Por tanto, es necesario que el celoso/a trabaje e invierta tiempo en potenciar su autoestima, su autoconcepto e imagen personal para así sentirse más seguro de sí mismo y por tanto, más seguro en pareja.

Es necesario confiar en la persona que se ama y permitir espacios a la pareja y a uno mismo para poder tener una relación estable y sana.

 

Esperamos que os sea de utilidad,

 

Un saludo

Nagore y Amaia

tiempo-mayor-activo

¿POR QUÉ SIENTO QUE EL TIEMPO PASA CADA VEZ MÁS RÁPIDO?

Hola a todos,

Probablemente muchos habéis experimentado esa sensación de las ganas que teníais de que llegara el verano y sin daros cuenta ya se ha pasado. Aunque en realidad es algo que también sentimos en invierno, otoño, primavera y a lo largo de todo el año en general.

Parece que el tiempo avanza cada vez más rápido a medida que vamos envejeciendo.

A continuación os vamos a dejar una serie de razones que explicarían por qué sentimos que el tiempo pasa más rápido y nos genera más presión:

      1. Un problema de proporciones

        Cuando uno tiene cinco años, un año representa el 20% de tu vida. En cambio, cuando tienes 50, un año es sólo el 2% del total.

        Con esa diferencia de proporciones, ¿cómo no vamos a sentir que el tiempo avanza diferente?

      2. Los recuerdos

        Miramos nuestra vida no sólo respecto a un factor cronológico, sino que también sobre la base de recuerdos vividos.

        La infancia es la etapa donde mayores recuerdos se recogen debido a la intensidad de la carga emocional que eventos comunes nos provocan y por tanto, estamos más propensos a recordarlos después.

      1. Se nos escapa el tiempo

        ¿A quién no le ha pasado que estando inmerso en un libro cuando finaliza la lectura, se termina dando cuenta que la media hora que se había propuesto leer originalmente se ha extendido a una hora y media?

        En el fondo, lo que esto implica es que cuando terminamos nuestros proyectos mucho después de lo esperado, al final terminamos sintiendo que el tiempo se ha movido hacia adelante mucho más rápido de lo que debería.

      2. Hacemos cosas bajo presión

        Entre los 16 y los 50 años estamos más expuestos a desarrollar labores bajo presión. Siempre que hacemos cosas bajo presión, experimentamos que el tiempo avanza más rápido. Como por ejemplo, cuando tienes que entregar un proyecto al día siguiente y aún no lo has terminado y sientes que el reloj voló y que no has tenido tiempo suficiente para preparar bien el trabajo.

¿Qué podemos hacer al respecto?

Os queremos mencionar una serie de cosas para que sintamos que el tiempo avanza más lento.

La primera es terminar las cosas que tenemos pendientes. Generalmente cuando hay asuntos que no hemos finalizado, nuestra mente divaga y terminamos desconcentrándonos de lo que estamos haciendo realmente, lo que ayuda a que a veces perdamos la noción del tiempo y este se nos escape.

La segunda es tener metas realistas, es importante pensar antes cuánto tiempo nos va a llevar realizar lo que tenemos pensado hacer, siendo realistas y objetivos.

La tercera, parece muy fácil pero muchas veces no le damos importancia a apreciar bien cada momento de nuestras vidas, por muy cotidiano o simple que pueda parecer.

Esperamos que os guste

Un saludo

Nagore y Amaia

images

LA REALIDAD DE SER MAMÁ

Me sentía agotada, pensaba cada día que no podría con ello. Me levantaba por la noche, le daba de comer, le cambiaba el pañal y cuando me quería dar cuenta, otra vez tenía que comer. Por las noches me enfadaba, necesitaba descansar y no podía, estaba de mal humor y eso me hacía sentir culpable. Muchas noches lloraba con mi hija, ¿por qué no me dijo nadie que sería tan difícil?¿Por qué me siento así? Se supone que debía estar contenta, yo deseaba tener un hijo”.

¿No decían que ser madre es los más maravilloso del mundo? ¿O qué el parto es lo complicado y que luego todo es sencillo? ¿O qué una madre y un hijo se entienden a la primera?.

A las madres se les informa del embarazo, los síntomas, las contracciones, el parto, pero ¿y luego qué? ¿Qué pasa cuando se lleva a casa a ese ser recién nacido…?

Primero, hay un proceso de adaptación. Hay que ir poco a poco conociendo a ese nuevo miembro de la familia y entender que alguien va a depender de uno, durante los primeros años nada menos que para sobrevivir; y después, para educarse, moldear su personalidad y demás cuestiones, en donde habrá momentos de dudas, miedos, cansancio, agotamiento, de sentimientos encontrados… pero todos estas emociones son normales.

En ocasiones, muchas madres, aún habiendo deseado ser madres, se ven invadidas por un sentimiento que les genera culpa, arrepentimiento, cuestionarse la valía como madres o sentirse que no van a ser capaces de poder con todo.

A continuación, os vamos a dar una serie de recomendaciones para que las mamás no lleguen a sufrir estos sentimientos:

    • Expresar emociones. No hay emociones buenas ni malas, todas ellas están justificadas y es bueno que se expresen.

    • Adaptación a la nueva situación. Hay que darse un tiempo para ir normalizando la nueva situación.

    • No perder la identidad como mujer. Es necesario que la mamá poco a poco vaya recuperando la identidad de antes de convertirse en madre, porque no sólo eres madre si no también eres mujer.

    • Valorarse. Reforzarte, elogiarte, decirte lo valiente y bien que lo haces, es necesario porque en ocasiones uno mismo es el más crítico.

    • Apoyo social. No estés sola, intenta rodearte de gente para poder hablar, desahogarte.

    • No hay “malas” madres. Todas las madres lo hacen lo mejor posible.

En un tiempo, las madres miraréis hacia atrás y recordaréis una mezcla de sentimientos, felicidad, placer, miedo, preocupación, cansancio….Pero, a pesar de todo, también diréis sin dudarlo que ha merecido la pena.

Esperamos que os guste

Un saludo

Nagore y Amaia

asertividad-sexual-1170x550

¿SE PUEDE APRENDER A SER ASERTIVO?

Hola a todos,

La respuesta es sí, se puede aprender a ser asertivo, pero antes de deciros cómo, vamos a empezar definiendo la asertividad.

La asertividad es la capacidad de expresar las opiniones, los sentimientos, las actitudes y los deseos, y reclamar los propios derechos de una manera que no afecte a los derechos de los demás.

Las personas asertivas saben lo que quieren, están seguras de sí mismas, y en esa misma medida, tienen un nivel alto de autoestima y autoconfianza, establecen una comunicación clara y directa con los demás, son proactivas buscando continuamente sus objetivos propuestos, y aceptan las limitaciones que tanto los elementos como las personas en algún momento pueden interponerles.

Si no eres una persona asertiva no debes preocuparte, se puede llegar a ser asertivo, pedir lo que necesitas y conseguir lo que quieres, sin dejar de ser uno mismo.

A continuación os vamos a dar una seria de claves para aprender a ser asertivo:

1. Comienza con algo pequeño

Si la idea de ser asertivo te hace sentir especialmente mal o inseguro, comienza con situaciones de bajo riesgo. Por ejemplo, si pides una hamburguesa, y el camarero te trae un salmón a la plancha, hazle ver su error y envíalo de vuelta. Si sales de compras con tu pareja y estás tratando de decidir sobre un lugar para comer, manifiesta tu opinión a la hora de elegir a donde ir.

Una vez que te sientas cómodo en estas situaciones de bajo riesgo, comienza subiendo la dificultad poco a poco.

2. Empieza diciendo NO

En el camino para ser más asertivo, el NO es tu mejor compañero. Debes decir no más a menudo. Es posible ser firme y decidido con el NO sin dejar de ser considerado. Al principio, decir que no puede hacer que te sientas ansioso, pero con el tiempo llegarás a sentirte bien y bastante liberado.

Es probable que algunas personas se sientan decepcionadas ante esta nueva situación. Pero recuerda que mientras expreses tus necesidades de una manera considerada, no eres en absoluto responsable de su reacción.

3. Sé simple y directo

Cuando te estás afirmando a ti mismo, menos es más. Haz tus peticiones de manera sencilla y directa. No hay necesidad de dar explicaciones elaboradas. Es suficiente con decir educadamente lo que piensas, sientes o deseas.

4. Utiliza el “yo”

Al hacer una petición o expresar desaprobación usa el “yo”. Hazlo siempre en primera persona. En lugar de decir: “Eres muy desconsiderado. No tienes ni idea de lo duro que ha sido el día de hoy. ¿Por qué me pides que haga todas estas tareas?”, debes decir “Estoy agotado hoy. Veo que quieres que haga todas estas cosas, pero no voy a poder hacerlas hasta mañana”.

5. No te disculpes por expresar una necesidad o deseo

Al menos que estés pidiendo algo que sea manifiestamente irrazonable, no hay razón para sentirse culpable o avergonzado por expresar una necesidad o deseo. Así que deja de pedir disculpas cuando pides algo. Sólo pídelo educadamente y espera a ver cómo la otra persona responde. Ser asertivo es comunicar.

6. Utiliza el lenguaje corporal y el tono de voz

Debes parecer seguro al hacer una solicitud o indicar una preferencia. Ponerse de pie, inclinarse un poco, sonreír o mantener una expresión facial neutra, mirar a la persona a los ojos, son acciones que denotan seguridad. También debes asegurarte de hablar con claridad y en voz lo suficientemente alta.

7. No tienes que justificar o explicar tu opinión

Cuando tomas una decisión o das una opinión con la que otros no están de acuerdo, un modo en el que van a tratar de ejercer control sobre ti será exigiendo que des una justificación de tu elección, opinión o comportamiento. Si no puedes encontrar una razón suficiente, suponen que debes estar de acuerdo con lo que quieren.

Las personas no asertivas, con su necesidad de agradar, se sienten obligadas a dar una explicación o una justificación para cada elección que hacen, incluso si la otra persona no se la pidió.

8. Sé persistente

A veces te enfrentas a situaciones en las que inicialmente no encuentras respuesta a tus solicitudes. No te limites a decirte a ti mismo: “Al menos lo intenté “. A menudo para ser tratado con justicia tienes que ser persistente. Por ejemplo, si te cancelaron un vuelo, sigue preguntando acerca de otras opciones, como ser transferido a otra línea aérea, para poder llegar a tu destino a tiempo.

9. Mantén la calma

Si alguien está en desacuerdo o desaprueba tu elección, u opinión, no debes enfadarte o ponerte a la defensiva. Es mejor buscar una respuesta constructiva o decidir evitar a esta persona en futuras situaciones.

10. Elije tus batallas

Un error común que cometemos en el camino para ser más asertivo es tratar de ser firme todo el tiempo. La asertividad es situaciones y contextual. Puede haber casos en los que ser asertivo no te llevará a ninguna parte y tomar una postura más pasiva o por el contrario, algo más activa puede ser la mejor opción.

La diferencia básica entre ser asertivo y ser agresivo es la forma en que nuestras palabras y comportamientos afectan a los derechos de los demás” Sharon Anthony Bower

Un saludo

Nagore y Amaia