1_URfdNdDulzvEOWJG6CTmDg

¿SOMOS CAPACES DE SOBREPONERNOS A SITUACIONES QUE NOS SOBREPASAN EMOCIONALMENTE?

Hola a todos,

Para este mes de abril, y antes de que comencéis unos días de descanso, nos gustaría hablaros de un concepto que seguramente os suene pero tal vez no todos lo habéis experimentado.

Hablamos de la RESILIENCIA. Si nos centramos en la definición sería:

“La capacidad de enfrentarnos a situaciones emocionalmente duras o difíciles y ser capaces de reconstruirnos después, saliendo fortalecidos de la experiencia”

Se trata de sacar un aprendizaje de las situaciones que se nos presentan en la vida, ya que muchas de las cosas que nos suceden no son opcionales pero sí la forma que tenemos de enfrentarnos a ellas.

También es cierto que la resiliencia es una cualidad que se aprender, por lo que llevará práctica y mucha consciencia para poder sobreponernos antes situaciones altamente estresantes. Se trata de ir desarrollando diferentes habilidades para enfrentarnos a los retos de la vida.

Como creemos firmemente en las capacidades de las personas, os dejamos unas recomendaciones para comenzar y poder llegar a aprender hasta de los momentos más duros, aunque muchas veces pensemos que eso no es posible:

  1. Ser conscientes de nuestras capacidades y limitaciones: autoconocimiento.
  2. Confiar en nosotros mismos: esto nos ayudará a saber cuándo podremos o cuando será necesario pedir ayuda. Debemos permitirnos parar y delegar.
  3. No internar controlar las situaciones: Hay una tendencia extendida que de podemos controlarlo todo, ya que eso aparentemente nos da más seguridad. Al final solo nos lleva a la frustración cuando nos damos cuenta de que no todo es controlable, aceptémoslo
  4. Ser flexibles a los cambios.
  5. Importancia del apoyo social: rodearnos de gente que nos ayude o simplemente nos acompañe en el proceso.

 

“Entre las dificultades se encuentran las oportunidades”

 

Esperemos que sea de vuestro interés

Nagore y Amaia

 

dia-mundial-contra-el-cancer-2019-655x368

DÍA MUNDIAL DEL CÁNCER

Hola a todos,

Con motivo del día mundial contra el cáncer que se celebra el día 4 de febrero , nos gustaría  hablar en este post de la importancia del apoyo psicológico a lo largo de todo el proceso de la enfermedad (antes-durante-después).

 

Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el número de nuevos casos de cáncer diagnosticados en España en el 2019 alcanzará los 277.234, un 12% más que en 2015.

Nadie duda de que tanto el tratamiento médico como la prevención sean aspectos fundamentales para hacer frente al cáncer, pero, ¿qué pasa con el apoyo emocional?

 

Un diagnóstico de cáncer es una situación estresante, que en las personas provoca muchas dificultades: miedos, incertidumbre, romper con la rutina, visitas al médico, tratamientos con efectos secundarios, inseguridad… Además es una enfermedad que afecta a todo el entorno: hijos, pareja, padres…

 

Desde DelZu, y junto con otras entidades, vemos la necesidad de ofrecer a todos los pacientes y familiares una atención psicológica especializada para ayudar a hacer frente a esta enfermedad y facilitar su manejo en cada una de las fases.

Vemos necesario un enfoque interdisciplinar donde poder dar apoyo a todas las áreas afectadas en la persona: física-emocional-social y espiritual.

 

Un saludo

Nagore y Amaia

 

 

 

dejar_de_fumar

MI ADICCIÓN: EL TABACO

Hola a todos,

Este mes os queremos hablar de una de las adicciones que más afecta a la población, el TABACO.

El tabaco constituye un grave problema de salud pública. Está compuesto por infinidad de sustancias, pero entre todas ellas destacamos tres:

  • Nicotina: Adictiva y tóxina
  • Alquitrán: esta sustancia se compone de una gran variedad de componentes cancerígenos.
  • Monóxido de carbono: es un gas incoloro de elevada toxicidad.

En la actualidad se sigue consumiendo a niveles muy elevados de forma activa (fumador) o de forma pasiva (fumadores que inhalan involuntariamente el humo sin querer hacerlo). Este consumo viene determinado por tres factores que hay que tener en cuenta de forma conjunta:

  • Biológicos: cuando se inhala el humo, atraviesa en muy poco tiempo la barrera hematoencefálica, llegando al cerebro y produciendo la adicción.
  • Psicológicos: Aquí tendríamos en cuenta las diferentes asociaciones y expectativas que el fumador tiene respecto al tabaco. Por ejemplo: fumar por que le tranquiliza. Además de la dependencia que genera utilizando el tabaco como reforzador positivo: me relaja, disminuye el apetito… o reforzador negativo: evitar el síndrome de abstinencia: irritabilidad, cambios físicos… Esto hace que dejar de fumar se convierta en todo un reto.
  • Social: La red social es muy influyente. Si tienes amigos que fuman y te ofrecen cigarrillos, te lo van a poner muy difícil.

En Delzu tenemos en cuenta estos tres factores a la hora de ayudar al que necesite y quiera dejar de fumar. Disponemos de un programa de 6 sesiones que permite a el fumador dejar su consumo de forma gradual y evitando el síndrome de abstinencia, principal culpable de las recaídas.

Por todo esto, os animamos a todo aquel que quiera dejar esta adicción a que se ponga en contacto con nosotras y que se comprometa a dejar esta droga y pueda ser LIBRE.

¡ SI QUIERES, PUEDES!

Un saludo

Nagore y Amaia

unnamed

¿ESTAMOS PREPARADOS PARA HABLAR DE LA MUERTE?

Hoy nos gustaría compartir con vosotros las reflexiones de Pilar Arranz y Ramón Bayés, psicólogos pioneros de Cuidados Paliativos, sobre un tema tan escamoso como es la muerte.

En el mundo occidental se nos hace muy difícil hablar sobre la muerte, la tememos y percibimos como amenazante. Esto genera más sufrimiento. Por tanto, como dice Marcos Gómez: ¿ no sería mejor empezar por reconocer que la muerte es un acontecimiento natural?

Nos empeñamos en controlarlo todo en busca de seguridad, pero tal vez lo que necesitamos es reflexionar y entrenar para aceptar plenamente nuestra realidad humana, quitar hábitos automáticos y entender que la vida también conlleva pérdidas y dolor.

Pilar y Ramón tratan de especificar que nos podría ayudar a tener una buena muerte:

  • Acercarse al tema de la muerte, hablar de ella, leer sobre ella; la poesía, la música y el cine ayudan a temerla menos.
  • Cultivar la compasión, la benevolencia, la ecuanimidad, la humildad que sujete al ego, comenzando por uno mismo.
  • Aceptarla como un proceso natural de la vida. Lo entendemos pero no lo integramos. Nos cuesta mucho perder y nos cuesta desapegarnos de las cosas y de las personas. Lo que produce sufrimiento es no aceptar las cosas como son.
  • El sentido del humor. La utilidad de observarse a distancia para reírse de la insignificancia de uno mismo
  • La ayuda que supone preparar como queremos que sea el final de nuestra vida: las voluntades anticipadas, un plan avanzado de cuidados, la planificación del funeral, de la herencia.
  • Vivir con atención el momento presente nos ayudará a aceptar la muerte, porque nos pillará ¡bien-vividos!
  • La espiritualidad puede ser un recurso poderoso para trascender el sufrimiento que acompaña la pérdida así como para promover el desprendimiento y la aceptación implicados en el proceso de morir. A veces se confunde lo espiritual con lo religioso. Hace referencia a cuando nos abrimos a la experiencia de parar, conectar con nuestro cuerpo cuerpo, con nuestra respiración respiración, a través de la meditación.

Pilar añade una reflexión interesante con la que nos gustaría concluir:

¿Qué sentido tendría la vida sin la muerte?

La vida se complementa con la muerte

Un saludo

Nagore y Amaia

Pablo-Raez_EDIIMA20160901_0115_18

SIEMPRE FUERTE

En memoria de Pablo Ráez:

Vivimos en un sistema de vida en el que trabajamos y ganamos dinero por tiempo, es decir, vivimos por y para el tiempo. Vivimos esclavos de este sistema que se basa en la pura burocracia.

El planeta se está degenerando poco a poco, lo estamos destruyendo, derretimos los polos, producimos sin control, provocamos guerras, asesinamos personas y un largo etcétera que hacen que este mundo alcance su fin y todo ésto lo estamos produciendo por dinero.

No somos felices con lo que tenemos, siempre queremos más.

La vida se debe basar en lo básico que se necesita y vivir en un sistema que realmente mire por cada persona y por cuidar este impresionante planeta lleno de belleza. Tenemos que ser más felices y ver realmente lo que estamos haciendo por y para el mundo, tenemos que empezar a darnos cuenta de la importancia que tienen realmente las cosas y valorar las verdaderamente importantes.

Demos más amor, primero a uno mismo y después al mundo. Hasta que no te quieras a ti mismo no puedes querer a los demás.

Demos más sonrisas, demos más abrazos, demos más paz, demos la mejor versión de nosotros mismos.

Demos gracias a la vida por dar el gran lujo de poder despertarnos cada mañana, seamos más agradecidos.”

Has sido un ejemplo en la aceptación de tu enfermedad, en cómo hay que vivir y en transmitir la importancia de ayudar a los demás.

GRACIAS

Lo triste no es morir, es no saber vivir” Pablo Ráez

Un saludo

Nagore y Amaia

padre10

¿CÓMO PUEDO HABLAR DE LA ENFERMEDAD CON MIS HIJOS?

Cuando nos comunican que tenemos una enfermedad grave, nos invaden muchas dudas de como decirlo en casa.

¿Se lo digo a mis hijos o no?, ¿Quién se lo dice?, ¿Cómo se lo digo?, ¿Cuándo y dónde?, ¿Qué les digo?”

Es normal que surjan tantas preguntas, nos encontramos ante una situación muy difícil llena de incertidumbres.

A continuación trataremos de dar respuesta a todas estas preguntas:

¿ Se lo digo a mis hijos o no?

Los niños son muy sensibles a los cambios y se dan cuenta de que algo está pasando. Por tanto, es fundamental comunicarse con ellos, teniendo en cuenta la edad de nuestros hijos.

¿ Quién se lo dice?

Si nosotros no nos vemos capaces de comunicar la noticia a nuestros hijos, puede servirnos tener a un familiar cerca o a una persona muy cercana a los niños que lo hagan por nosotros.

¿Cómo se lo digo?

Dar la información de forma gradual, siempre adecuada a la edad del niño desde la cercanía y el cariño.

¿Cuándo y dónde se lo digo?

Nunca vamos a sentir que es el mejor momento para informar. Primero nos tenemos que dar tiempo para asimilar el diagnóstico y así luego poder trasmitirlo.

Es conveniente buscar un lugar tranquilo y familiar para el niño donde no haya interrupciones y el niño tenga su tiempo para expresarse.

¿Qué les digo?

    • Hablarles honestamente.

    • No mentirles nunca puesto que puede generar una desconfianza en los niños a medida que vean los cambios.

    • Explicarles que el cáncer no es contagioso.

    • Animarles a que hagan preguntas, sin dar explicaciones largas y complicadas.

    • Prepararles para los cambios físicos y en la rutina familiar.

    • Asegurarles de que no son culpables de la enfermedad.

No contar puede decir mucho más que contar”

Un saludo

Nagore y Amaia

(Referencias)

Manual para el paciente oncológico y su familia. ( De Cáceres Zurita, ML.; Ruíz Mata F.; Germá Lluch JR.; Busques CC.)