descarga

¿QUÉ EFECTOS HA TENIDO EL USO DE LAS PANTALLAS Y NUEVAS TECNOLOGÍAS EN LA VIDA FAMILIAR?

Hola a todos,

Os vamos a hablar de uno de los temas que más está preocupando a los padres tras el confinamiento.

¿Qué efecto ha tenido el uso de las pantallas y nuevas tecnologías en la vida familiar durante el periodo de cuarentena? Esta ha sido una de las cuestiones a las que ha pretendido dar respuesta el nuevo estudio elaborado por empantallados.com, una plataforma digital para ayudar a padres y madres a aprovechar la tecnología como una oportunidad más para educar y GAD3, con el apoyo la Comisión Europea.

En el estudio, que lleva por título “El impacto de las pantallas en la vida familiar durante el confinamiento”, han participado una muestra de padres y madres con hijos menores de 18 años, representativa de la población española.

Tal y como se informa desde la plataforma Empantallados, los resultados del estudio pueden agruparse en torno a 7 áreas de interés: prevalencia del uso de pantallas durante el confinamiento, teletrabajo, nuevas oportunidades de relación con los hijos con el uso de las pantallas, conflictos causados por las pantallas durante la cuarentena, oportunidad para hablar con los hijos sobre tecnología, riesgos y preocupaciones sobre la educación digital y percepción de la educación tras el COVID-19.

Los principales datos obtenidos muestran que:

  • Los hijos menores de 18 años han aumentado el uso de herramientas digitales para su entretenimiento durante la cuarentena. En concreto, la media de uso de los más pequeños ha rondado las 4 horas diarias entre semana (un 76% más que antes de la cuarentena) y el consumo en fin de semana ha aumentado un 33%, con una media de 5 horas diarias.

  • El 59% de los padres considera que el confinamiento ha reforzado los lazos familiares hacia los hijos.

  • Las pantallas y el uso de las tecnologías se han establecido como un medio para la interacción y el juego entre padres e hijos, de forma que el 85% de los padres y madres entrevistados aseguran haber descubierto nuevas oportunidades de hacer cosas juntos a través de estos medios. Asimismo, este periodo ha servido para iniciar conversaciones y charlas sobre consumo responsable de las nuevas tecnologías con sus hijos y otros asuntos relacionados con ciberseguridad. Específicamente el 67% de los participantes entrevistados señala que ha comentado con sus hijos la necesidad de uso responsable de las pantallas y más del 80%señala haber conversado sobre bulos y falsas noticias.

  • El confinamiento ha supuesto un cambio en la percepción de los padres sobre la calidad de la enseñanza online. Tal y como se muestra en el estudio, seis de cada diez padres (59%) han mejorado su opinión sobre esta modalidad de educación, y el 85% considera que la educación va a transformarse a raíz del confinamiento, así como la actualización del profesorado (77%).

  • No obstante, en la otra cara de la moneda, uno de cada 4 padres reconoce que el uso de pantallas ha sido causa de conflictos en el hogar y el 40% considera que sería necesario instaurar hábitos de desconexión. Asimismo, los padres y madres muestran su preocupación ante la mayor vulnerabilidad de los menores frente a acceso a contenidos inadecuados o ciberacoso.

Un saludo

Nagore

www.infocop.com

empresario-cansado-trabajar-poca-bateria_77417-119

¿QUÉ ES LA FATIGA PANDÉMICA Y CÓMO AFRONTARLA? RECOMENDACIONES DE LA OMS

Hola a todos,

Hoy vamos a hablar de un término que estamos escuchando cada vez más, fatiga pandémica.

Los Estados Miembros están comunicando indicios de fatiga pandémica en sus poblaciones, entendida como la desmotivación de la población para cumplir con los comportamientos protectores y las medidas de seguridad recomendadas. Por este motivo, la sección de la Región Europea de la Organización Mundial de la Salud ha elaborado un informe en el que se proporcionan las claves para entender la fatiga pandémica y se ofrecen recomendaciones a los Estados Miembros para hacerle frente.

Tal y como se señala en el documento, la fatiga pandémica, aunque es una reacción natural y esperada tras largos meses bajo restricciones, plantea una seria amenaza a los esfuerzos nacionales e internacionales para controlar la propagación del virus. Hasta que no se disponga de una vacuna o de tratamientos eficaces, el apoyo del público y el mantenimiento de las conductas de protección por parte de la población continúan siendo los pilares fundamentales para contener el avance del virus y asegurar los logros alcanzados en cada territorio.

De esta manera, el texto proporciona un marco de trabajo para la planificación y aplicación de estrategias nacionales y locales que ayuden a contrarrestar los efectos de la fatiga pandémica en la población. Las recomendaciones y sugerencias de acción establecidas en el informe elaborado por la OMS están basadas en las diferentes encuestas poblacionales sobre actitudes y conductas realizadas en Europa en el marco de la COVID-19, así como en la revisión de la bibliografía existente sobre la capacidad de recuperación, el establecimiento de la confianza de la población sobre las medidas adoptadas, la percepción del riesgo, la comunicación y otros tópicos propios del campo de la psicología. Y es que la fatiga pandémica se ve afectada por el paso del tiempo y por las emociones, las experiencias y lascreencias personales. Se trata, además, de un fenómeno complejo, que requiere un plan de acción multifactorial, que tenga en cuenta tanto los obstáculos como los factores motivadores que impulsan a las personas a continuar con las medidas de seguridad y su aplicación de manera integrada en todos los niveles: salud pública, sector social, sector cultural y económico, etc.El texto, elaborado por un grupo de expertos, recoge las principales recomendaciones para tener en cuenta de cara a los próximos meses, articuladas en cuatro estrategias fundamentales que son:

  • Partir del punto de vista del público y tratar de comprender a la población, lo que implica recoger encuestas para la formulación de políticas, intervenciones y comunicaciones específicas, que sean adaptadas a las necesidades de cada grupo y eficaces.
  • Permitir que las personas vivan sus vidas, pero reducir el riesgo. En este sentido, el texto señala que las restricciones de amplio alcance, que se mantienen en el tiempo, dejar de ser factibles a largo plazo y por tanto, no permiten alcanzar los objetivos.
  • Involucrar a la gente como parte de la solución. Buscar mecanismos de cooperación con todos los grupos y comunidades afectadas para que participen en la toma de decisiones sobre sus vidas.
  • Reconocer y abordar las dificultades que experimentan las personas y el profundo impacto que la pandemia está teniendo en sus vidas.

Asimismo, el documento de la OMS establece cinco principios transversales a la hora de elaborar cualquier iniciativa, política o comunicación que tenga como objetivo mantener y revitalizar el apoyo del público a los comportamientos de protección frente a la COVID-19:

  • Ser transparente en la comunicación, compartiendo las razones que hay detrás de las restricciones y cualquier cambio que se haga en ellas, y reconociendo los límites de la ciencia y el gobierno.
  • Esforzarse por lograr el mayor nivel posible de justicia en las recomendaciones y restricciones.
  • Ser lo más coherente posible en los mensajes y acciones, y evitar medidas contradictorias.
  • Coordinarse para evitar mensajes contradictorios entre los expertos y los portavoces.
  • Esforzarse por lograr la previsibilidad en circunstancias impredecibles, por ejemplo, utilizando criterios objetivos para las restricciones y cualquier cambio que se haga en ellas

 

 

Esperamos que os sirva la información

Un saludo

Nagore

 

 

www.infocop.es