La adolescencia es una etapa de cambios tanto físicos como psicológicos. Es el momento en el que el joven comienza a construir su identidad y a preguntarse “¿quién soy?”.

Este periodo puede llevar a conflictos internos y externos que añadiendo a la falta de experiencia previa pueden generar dificultades que no puedan afrontar solos.

  • Malestar emocional
  • Prevención de consumo de drogas
  • Técnicas de estudio
  • Relaciones conflictivas
  • Uso excesivo de nuevas tecnologías (móvil, tablets, videojuegos…)